Cubramos el suelo frio con una alfombra muy original

Lo que más me emociona de las manualidades, es la posibilidad de darle un nuevo uso a aquellas cosas que ya no le vemos utilidad y que incluso estamos pensando en desechar. Entonces, mi aporte va a favor del reciclaje y la reutilización de materiales.

A veces las ideas surgen de manera espontanea, vienen a mí en forma de sueños y en otras ocasiones, me las ingenio para darle respuesta a alguna necesidad o problema que desee resolver en mi hogar, sin necesidad de invertir grandes sumas de dinero.

Y esto fue precisamente lo que ocurrió una mañana cuando quería trabajar en mi taller y coloqué los pies directamente en el suelo. La verdad es que la madera se sentía muy fría al tacto. No sabía qué hacer.

Empecé a idear una solución, planteando mi método mágico. ¿Qué problema tengo? ¿Con cuales materiales cuento? ¿Qué puedo hacer con ellos? Y fue asi que surgió esta idea que hoy deseo compartir con ustedes.

Revisando mi closet, encontré muchas franelas de algodón de esas que usamos para estar en casa o en eventos y actos. Pues bien, decidí darles un mejor uso, y antes que siquiera lo pienses, no envolví mis pies en ellas, ni las arrojé al suelo, bueno no literalmente.

Se me ocurrió que podía hacer una alfombra con ellas. ¿Cómo? pues empecé por cortar tiras de 4 cm de grosor de todo el pecho de mis viejas franelas. Asi cree lo que se denomina trapillo. Ahora, decidí que podía hacer una trenza larga con dichas tiras. Entonces empecé por coser en un extremo las tiras solo para que permanecieran sujetas.

Procedí a tejer la trenza, tal cual como si se tratara del cabello de una niña. Cada 30 cm me detenía un momento, e iba incorporando unas puntadas ente cada hilera o línea del círculo, para asegurarme que se mantuvieran unidas.

Lo ideal es que no queden muy prensadas pero si lo suficiente para que no se separen con el uso. Cuando ya se me agotaban las tiras, unía unas nuevas con puntadas, a la hilera, hasta que acabaron todas.

Di unas puntadas finales y listo. Lo último que hice fue colocar mi recién creada alfombra en el piso, bajo mi mesa de trabajo y ahora si, a disfrutar de la comodidad y calor en mis pies.

Comments are closed.