Ideas navideñas económicas y sencillas para decorar el hogar

Se acerca el último mes del año, diciembre, y con él, comienza nuevamente el desafío por decorar nuestra casa para las fiestas navideñas. La idea siempre será que se vea armoniosamente hermoso, único y diferente sin que esto signifique que no posea el espíritu de las navidades, que tanto gustan a los más pequeños.

Pero antes de correr a los almacenes a buscar accesorios para decorar, te invito a que observes unas ideas que tengo la seguridad te resultaran geniales, ya que podrás realizarlas en muy poco tiempo, con materiales que se encuentran en casa y que incluso pueden elaborarse con la ayuda de los niños.

Cientos de mini-arbolitos

Uno de los elementos infaltables de la navidad es el árbol decorado. El verdadero desafío resulta precisamente en ¿cómo decorarlo? Pues, la solución es: ¡con más árboles! Busca esas piñas corrientes, de las que te sobraron de manualidades anteriores, o las que recolectaste en el campo el mes pasado. Ahora píntalas en verde, decóralas y adiciona una cinta para colgarlas.

No solo te resultaran ideales para el árbol navideño, sino también para ocupar esos pequeños rincones del hogar, centros de mesa, coronas de las puertas, interruptores, las opciones son muchas con estos mini-arbolitos navideños. Aunque claro, también podrás crear hermosas figuras de animales o muñecos con cuerpos de piñas, dale paso a tu imaginación.

Nieve desde la cocina

Los copos de nieve, siempre son un acierto para decorar con aires navideños, y una buena forma de hacerlos rápidamente es con pasta comestible, en formas variadas. El truco está en juntarlas para darles la forma de copo de nieve, en el tamaño deseado y pintar en blanco o plateado, recordando la cinta para colgar. Y listo, ya tienes unos originales copos de nieve.

Arbolitos perfumados

Otra buena alternativa para crear mini arbolitos, útiles para el decorado es la de tomar ramitas de canela, pegarle ramas verdes artificiales que asemejen y decorarle con botones pequeños para hacerlos ligeros en peso. Además de lo creativo que resulta a la vista, tu casa quedará impregnada con el cálido y rico aroma de la canela.

Muñecos de nieve en calcetines

Pueden ser del tamaño que elijas, según el calcetín seleccionado. El procedimiento para realizarlo es tan sencillo, que te preguntarás ¿Cómo no lo pensé antes? Y es que bastará con tomar un calcetín que ya no uses, recórtale lo que viene siendo la parte del pie, es decir trabajaremos inicialmente con la tobillera, pero reserva la parte cortada.

Ahora, da unas puntadas en el extremo cortado para cerrar la abertura creada, dale vuelta al calcetín para que no se vea, procede a rellenar con arroz, aunque puedes hacerlo con el relleno de tu preferencia, particularmente me gusta mucho la textura de este grano para esta manualidad. Cuando ya el relleno asemeje el estómago del muñeco de nieve, entonces con una liga o cinta elástica, amarras esa parte.

Procede entonces, rellenar lo que sería la cabeza del muñeco. Ya hecho este paso, da unas puntadas finales en la cabeza. Lo que queda ahora, es solamente decorar. Para ello, empezaremos por tomar un trozo de tela, de tu preferencia y realizar la bufanda del muñeco.

Con botones y piedras de bisutería, podrás crear la boca, nariz y ojos del muñeco. Para ocultar la costura de la cabeza, con la parte del pie cortada al calcetín, realiza un gorro y listo. Ya tienes un hermoso muñeco de nieve hecho en casa.

Pesebre en huevo

Para esta técnica, deberás armarte de mucha paciencia, pues es un poco delicado llevarla a cabo. Empieza por vaciar y limpiar un huevo, realizándole una abertura a un lado, lo suficientemente grande como para insertar pequeñas figuras. La parte externa, decórala a gusto. Y cuelga tu pesebre el árbol navideño o junto a la chimenea.

Comments are closed.